Bajo la apariencia de ser uno de los mejores productos para los consumidores, las hipotecas multidivisa surgieron en España sin advertir a los usuarios de los riesgos que ese tipo de préstamo hipotecario conllevaban.

Este tipo de producto financiero, como es la hipoteca multidivisa, en la normativa establecida para su contratación exige un plus de transparencia.

Es decir, el cliente debe tener a su alcance toda la información necesaria para saber que es lo que está contratando. Sin embargo es habitual encontrarnos con que a nuestros clientes dicha información no les ha sido facilitada.

La realidad de las hipotecas multidivisa es que al ser un producto referenciado a divisas extranjeras, puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza para los clientes.

Pues pese a la apariencia atractiva de la hipoteca multidivisa dada la fortaleza del euro, los clientes ven como pese a pagar puntualmente sus cuotas, el dinero que debe al banco va aumentando con cada recálculo del préstamo.

Son muchas las familias que tras varios años pagando su hipoteca con cuotas desorbitadas, se encuentran con la desagradable noticia de que le deben más dinero aún al banco que les concedió el préstamo hipotecario.

Por suerte para las personas que contrataron las hipotecas multidivisa, la jurisprudencia ha declarado que esos controles de transparancia no han sido superados y que el préstamo hipotecario debe entenderse concedido en euros eliminando toda referencia a divisas

En este enlace puede encontrar más información sobre la jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre hipotecas multidivisa.

Si quieres reclamar por tu hipoteca multidivisa y saber que probabilidad de éxito tienes con tu reclamación llámanos.

Un abogado experto analizará tu hipoteca sin compromiso.

Contáctanos al 679 11 31 62

Te ayudaremos para que tu hipoteca multidivisa deje de ser un problema.